Homenaje al maestro Mario

Últimamente parece que se nos van todos los buenos… br /Ayer se nos fue Benedetti. A parte de tener esa capacidad de hacer que todos hayamos sintonizado alguna vez alguna de nuestras vivencias con lo que él escribía… yo no voy a olvidar que me “echó la mano de mi vida” cuando en la primera (y última) boda que oficié como concejala del Ayuntamiento de Oviedo le robé su magia y sus palabras para acompañar la ceremonia con un poco de alma y de sentimiento.br /br /Para él, retratista de tantos sentimientos, de tantos…br /br /Defender la alegría como una trincherabr /defenderla del escándalo y la rutinabr /de la miseria y los miserablesbr /de las ausencias transitoriasbr /y las definitivasbr /br /defender la alegría como un principiobr /defenderla del pasmo y las pesadillasbr /de los neutrales y de los neutronesbr /de las dulces infamiasbr /y los graves diagnósticosbr /br /defender la alegría como una banderabr /defenderla del rayo y la melancolíabr /de los ingenuos y de los canallasbr /de la retórica y los paros cardiacosbr /de las endemias y las academiasbr /br /defender la alegría como un destinobr /defenderla del fuego y de los bomberosbr /de los suicidas y los homicidasbr /de las vacaciones y del agobiobr /de la obligación de estar alegresbr /br /defender la alegría como una certezabr /defenderla del óxido y la roñabr /de la famosa pátina del tiempobr /del relente y del oportunismobr /de los proxenetas de la risabr /br /defender la alegría como un derechobr /defenderla de dios y del inviernobr /de las mayúsculas y de la muertebr /de los apellidos y las lástimasbr /del azarbr /y también de la alegría.br /br /Ps: Esta semana prometo otro post, que tengo esto abandonado…

Anuncios